martes, enero 03, 2006

¡¡Cuiden a sus hijos!!

Con mucho dolor en el corazón escribo este post. Pero estoy recibiendo fuerza desde el cielo.

El día 1 de enero perdí un sobrino de sólo 16 años en un accidente luego de las fiestas de año nuevo. Yo cené con él esa noche, con toda la familia, lo pasamos muy bien y pasadas las doce, como siempre, los más jóvenes se fueron a las fiestas a celebrar el nuevo año.

El destino quiso que esto terminara muy mal para la familia de Manolito. Un inesperado accidente lo llevó al cielo y nosotros nos quedamos consternados y desolados.

Mi impotencia es muy grande y mi Fe se pone a prueba. Al preguntarle ayer a su padre si existía algo que yo pudiera hacer, su frase desesperada fue CUIDEN A SUS HIJOS.

Es absolutamente cierto, cuiden a sus hijos, al llegar hoy a casa y todos los días, besen a sus hijos, hoy hay un padre más en este mundo que daría la vida por poder hacerlo.

Manolito, fueron más de 400 los jóvenes que nos acompañaron en el día de ayer, eso demuestra el inmenso cariño que generaste en muy poco tiempo de vida. A pesar de ser tan joven eres un ídolo. Desde el cielo, protégenos y ayuda a tus padres y a toda la familia, a superar este triste momento. Descansa en Paz.

12 comentarios:

Gabriel dijo...

Que te puedo decir Ramón después de ver tu conmoción resultado de esta tragedia de inicio de año, sino expresarte a ti y familiares mis mas sentidas condolencias y acompañarlos en el dolor de una muerte de un hijo a los solo 16 años.
Un abrazo estrecho y una sugerencia: los que pasen por aquí pasen al post anterior, cuyas canciones son un buen homenaje al joven que se fue.

Ramón dijo...

Gracias Gabriel, es cierto que este post se complementa con el anterior, ya que, la vida es bella. Lo que ocurre es que a veces las lágrimas te hacen ver el panorama un poco más borroso. Gracias nuevamente. Un fuerte abrazo.

Jorge Tobar Silva dijo...

Ramón:
Estas lecciones de vida todos los días las recibimos a través de los medios, pero estos solo informan de ellas.
Agradezco que hayas compartido esta a través de este medio. Esta llena de significado y sentimiento. No es solo información me llega mucho más y me permite reflexionar en forma más profunda en relación al cuidado de mis hijos.
Permíteme compartir contigo y tu familia el dolor de la perdida y sin querer consolar te copio un extracto de algo que escribí a Jorge Esparza el 1° de Diciembre del año pasado.

“Nadie de nosotros sabe el real significado de la vida ni el por que las cosas pasan y el por que de cuando pasan. Siendo así no nos queda mas que resignarnos y no permitir que las personas a las cuales estimamos y queremos desaparezcan de nuestros recuerdos. De esta forma siempre vivirán, las inmortalizaremos y haremos honor a lo que nos han dejado”

Ramón dijo...

Gracias Jorge. Un fuerte abrazo.

Eduardo Bluhm dijo...

Estimado amigo,

No sabes cuanto lo lamento. Las palabras de pesame nunca reflejan el real sentimiento en estos casos. La vida es bella, aunque nos de golpes muy fuertes, por lo que hay que tratar de aprovechar el maximo de tiempo con los seres queridos y no en otras actividades, que a la larga no te hacen crecer como persona. Hay que aprender de las lecciones que nos da la vida y disfrutar una caricia, un paseo en bicicleta con amigos y familia, por ejemplo.

Juan Fco. dijo...

Ramón, primero que todo quiero que sepas que te acompaño en el dolor. No existe ningún dolor superior al de perder un hijo indepediente de la edad que tenga. Lo que sí es importante es entender como uno cuida a los hijos ya que en una interpretación rápida podría uno limitar sus acciones y libertades produciéndole al fin un daño. Una reflexión de Kalil Gibrán: "Los niños son como flechas y los padres, lo arcos que los impulsan. Una vez que los lanzas, ellos son libres y sólo debes confiar en que hiciste un buen trabajo. Los niños no son de uno, son de ellos mismos".

La libertad requiere un amor extremo.

Ramón dijo...

Eduardo, hay que disfrutar cada minuto. En cuanto a lo que dice Juan Francisco, es cierto, como cuidar sin ahogar, como proteger sin restringir la libertad, cuál es límite? Tengo claro que desde que nacen nuestros hijos, la vida cambia y crece el amor.
Gracias a ambos por sus muestra de afecto.

Santiago Chavez dijo...

Ramon.

El dia a dia es tan rapido que a veces no nos permite comprender el dolor de quien esta al lado de nosotros.
A travez de tu blog, me he dado cuenta del inmenso dolor que has pasado y solo me queda aunque un poco tarde darte mis condolencias a ti y toda tu familia por la triste partida de Manolito.
Gracias por tu reflexion, nuestros hijos son el regalo mas grande que dios nos dio. Yo me moriria si Mariellita no me pudiera recibir todos los dias con ese delicioso beso que es todo para mi.

Andrea Brandes dijo...

Por Dios, Ramón lo que acabo de leer!! Cómo estarán sufriendo...qué te puedo decir, más que mandarte un abrazo, y otro más, y orto para todos los que quisieron a Manolito.
Tengo tres hijas, dos de ellas salieron después del abrazo de las 12 y yo me quedé con el alma en un hilo. es primera vez que las dejo salir en Año nuevo, pero imagínate, una va cumplir 21 y la otra tiene 18 y ya salió del colegio. La presión del medio es tremenda y en algún minuto tienen que crecer...
Una amiga mía me decía hace poco que la vida es un paseo, que dura lo que dura...y finalmente, todos los que compartimos un espacio determinado en el tiempo, vamos a volver a pasear juntos del brazo.
Por favor, mi cariño a tu familia
Andrea

Ramón dijo...

Gracias Andrea, yo tengo dos niños de 11 y 8, y este tema de cuidarlos por ahora, es fácil, pero en la medida que crecen, el desafío es mayor al igual que los riesgos. Es duro ser padre! Cariños.

Pato dijo...

Ramón :

Recién leo lo que escribiste. Me conmueve, emociona y me remece. Para algunos ya fue hace dos semanas pero para toda la familia recién fue hace dos semanas. ¡Por cuánto tiempo será hace tan poco!
Un abrazo cariñoso para todos ustedes,

Pato

Ramón dijo...

yo creo que reflexiones son muy bonitas porlotanto siempre que lleges a la casa te voy a dar un beso nunca pararia de darte besos.saludos pepei