miércoles, septiembre 12, 2007

Un nuevo mártir

Con el asesinato cobarde del Cabo Cristián Vera, suman 1.010 los mártires de Carabineros. Me parece increíble lo que está ocurriendo y como lo he comentado antes, se están perdiendo todos los valores y respeto a las personas y la Ley.

Hace un par de días veíamos como nuestras autoridades hacían un triste papel "defendiendo la democracia" al autorizar marchas que no respetan a nadie donde no hay responsables.

La calle se ha transformado en una jungla y el estado de derecho es algo que ha quedado en el papel.

¿De dónde han sacado que en democracia se puede hacer lo que a uno se le da la gana?

¡¡¡No olvidemos que tus derechos terminan donde comienzan los míos!!!

Ya he tenido la oportunidad de ver manifestaciones en Estados Unidos, Italia y Japón. Puedo asegurar que en ninguna de ellas se dañó el bien público, se dejó de respetar a las personas que pasaban por el lugar como era mi caso o alguien agredió a las fuerzas policiales presentes. Es tan simple hacer una pequeña investigación preguntando a nuestros amigos que viven o que han vivido fuera lo que pasaría en un país democrático, si algunos de nosotros raya el centro de la ciudad, intenta saquear un colegio o patea a un policía en el suelo. En todos se paga con cárcel. En Chile con impunidad.

¿Qué podemos hacer? ¿Qué le decimos a las viudas e hijos de los Carabineros muertos? ¿Cómo le explicamos a la persona que le destruyeron el auto en una manifestación que era un "acto de democracia" y que no hay responsables? ¿Quién paga?

En lo inmediato elevo mi oración por el eterno descanso del Cabo Vera (Q.E.P.D.) y por el consuelo para su señora e hijos.

2 comentarios:

Gabriel dijo...

Uf, que desastre. Lo siento por el cabo Vera y su familia.

¿Dónde está el sofá para cambiarlo?

Mariela dijo...

Uy! Quién era?