sábado, noviembre 19, 2005

Golf, curiosa actividad

Sin el menor ánimo de ofender ni molestar, ya que tengo parientes muy cercanos que han tenido una importante participación en el golf nacional, esta actividad me resulta extremadamante curiosa por lo que se hace y las pasiones que genera.

El lugar donde se realiza es realmente paradisíaco, pero así como maravilloso, es artificial por definición. El juego consiste en pegarle a la pelota con un palo, lo que no es nada de fácil, pero lo curioso es que él que gana, es quién menos veces le pega. Está definido como un deporte y aún más, tiene un caracter profesional, pero los participantes como mayor actividad física caminan, y cuando el club tiene los fondos necesarios lo primero es adquirir carros para que los jugadores no caminen.

Los jugadores se pasan horas en ello y genera un fanatismo muy particular. Debo confesar que he jugado un par de veces y a pesar de ser alérgico al pasto, me ha gustado, ya que, he sentido una sensación de relajo al practicarlo, talvez parecida a lo que se experimenta al esquiar.

Pero por más que reflexiono al respecto, para mi no deja de ser una actividad muy particular.

2 comentarios:

Gabriel dijo...

Buena tu mirada acerca del golf; un deporte en que mientras menos traspires, ya sea caminando o golpeando pareciera ser síntoma de logro.
Para mi el golf es una actividad social en primer lugar; no se cuantos negocios se cierran en las canchas o en sus momentos de descando; también de distracción o sanidad mental, y otra de concentración, control mental, etc.
Bienvenido a este medio digital y buena suerte.

Peter dijo...

Entiendo tu primera mirada sobre este 'deporte' que al verlo asi parece sencillo y a lo mejor sin sentido. Sim embargo, el mayor desafio que tiene el golf es que uno juega contra uno mismo. Esa es la mayor gracia que tiene! De ahi su dificultad y muchas veces de ahi viene el fanatismo que produce entre sus adeptos, con los cuales estoy de acuerdo: es enviciante!