jueves, noviembre 17, 2005

Mi Muñeca

Mi Muñeca es mi muñeca. No sé cuanto me demoraré en escribir este post pero el escribir de mi muñeca es algo que requiere tiempo. Mi muñeca es la dulzura misma, no existe nada más dulce que ella,también es tierna y amorosa y como si eso fuera poco, es preciosa. Es mi compañera, mi ayuda, mi complice, somos muy parecidos. Me emociono al escribir de ella.

Al igual que su madre, ella es incondicional, está en todas, me soporta, me quiere, me comprende y me ayuda. Nunca he recibido un no o un espérate como respuesta ante un pedido de ayuda.

Ella espera cada noche que yo le de un beso en su frente y que la bendiga, es su forma, nuestra forma, de terminar el día. Por la mañana, muy por la mañana porque es imbatible al momento de levantarse temprano, su día comienza con un regalón conmigo, es la mejor manera de empezar el día, que sé que terminará con una bendición.

Esa es mi muñeca.

3 comentarios:

TRamirez dijo...

Tu reflexión acerca de tu muñeca y de tu fubolista disperso me recuerda a mis hijas y lo mucho que me perdí de estar con ellas. Recuerdo lo cariñosas y dulces que eran, sus demostraciones de incondicionalidad. Hoy a los 14 y 15 años respectivamente, aparte de la inmensa felicidad y tranquilidad que significa tenerlas conmigo, añoro aquella época; añoro cuando me perseguían solo para estar conmigo, cuando sus comentarios estaban hechos de puro dulce, cuando se esmeraban para hacerme sentir querido, admirado y necesario. A esta edad sus persecusiones tienes fines claramente materiales, sus comentarios están hechos de contenidos reaccionarios y demostrativos de su madurez pre-adolescente, sin embargo sus esmeros siguen siendo los mismos, a pesar de que los códigos puedan ser radicalmente distintos. Te felicito por tu iniciativa y me alegro de conocer esta otra dimensión del ingeniero.

Ramón dijo...

Tito, te agradezco tus comentarios y claramente tus dotes de escritor son muy superiores a los míos y te invito a crear tu propio blog.

Un fuerte abrazo
Ramón

Marta Salazar dijo...

Hola Ramón, no sé si te diste cuenta que te puse un enlace en uno de mis blogs:

http://historiasdealemania.blogspot.com/2006/12/esto-es-familia.html

un abrazo fuerte!